National Taiwan University: te pierdes o te pierdes


La primera actividad que realizamos en grupo fue una visita guiada al campus de la NTU. Esta visita, que sirvió para que conociéramos el campus superficialmente, no nos previno de perdernos repetidas veces a lo largo del curso. Para que os hagáis una idea de lo grande que es el campus pensad que se puede tardar entre 15 a 30 minutos (si te pierdes) en ir de una punta a otra del campus.

El meeting point fue el 7-11 de al lado de la residencia. En la NTU hay dos residencias, la de 水源, que es en la que estábamos los estudiantes de los cursos verano y otros estudiantes taiwaneses, y otra que está un poco más cerca del campus (Isma se acordará de cómo se llama, ¡manifiéstate, Isma!). El 7-11 de la esquina del campus era una maravilla. 

Street view del 7-11
Bueno, realmente casi todos los 7-11 de Taiwán lo son, y la razón de mi fanatismo por estos establecimientos es que, casi más que supermercados, son bares. El nuestro en cuestión tenía dentro una amplia zona de mesas en las que te podías sentar a comperte (y beberte) cualquier cosa que te hubieras comprado dentro. Y si me apuras, te podías sentar a comerte cualquier cosa. Punto. No contentos con ofrecerte un bar a precio de costo tenían wifi gratis, baños y Bear Beer (cerveza con un volumen de alcohol de 7%). En serio, ¿qué más puede pedir un estudiante cortito de presupuesto? Más de una noche y de dos pasamos en el 7-11 de 水源, que por cierto, es 24 horas.

Si no se te ocurre un nombre para tu cerveza, la llamas The Beer y tan pancho.
Después de 10 minutos andando llegamos a la entrada de Universidad Nacional de Taiwán aka NTU.

¿Estoy en el Caribe?

Lo cierto es que el clima de Taiwán es tropical y subtropical, (el Trópico de Cáncer pasa por encima), de ahí la palmeras que recuerdan a las playas tropicales del Caribe. Las constantes lluvias hacen que la vegetación crezca por todas partes y que la humedad llegue a niveles insospechados (al menos para mí antes de llegar allí).

Poco recuerdo del paseo por la NTU, creo que estábamos más concentrados en conocernos y en descubrir cuál iba a ser el edificio dónde daríamos clase, que en conocer los puntos históricos del campus. Mis recuerdos pasan por un puesto de gofres, un supermercado, una papelería y... eso sí, la campana Fu.

Emblema de la NTU.


Yo me suponía que por ser parte del emblema de la universidad la campana tendría unas buenas dimensiones, la verdad es que me llevé una pequeña desilusión cuando la vi, ya que además estaba un poco escondida en una esquina del bulevar de las palmeras.

Aquí la campana en su máximo esplendor. Foto de Steven Yang.

Aquí con proporciones reales.
La campana Fu debe su nombre al presidente Ssu-nien Fu (1996- 1950), un famoso educador y lingüista chino y uno de los líderes del Movimiento del Cuatro de Mayo. Después de ser parte del Movimiento, Fu se marchó a Europa a realizar diferentes estudios y después de 6 años recibió una invitación de la Universidad de Sun Yat-sen para ejercer como profesor de humanidades. En esta universidad fundó el Instituto de Historia y Filología (IHF) y la Academia Sínica. En 1930 se llevó el IHF a Pekín y en 1948 se convirtió en el decano de la Universidad de Pekín. Durante sus años como decano siempre mostró su desacuerdo con la invasión japonesa y tas ser testigo del deterioro de la economía y supongo que de los difíciles momentos de la guerra civil, Fu intentó suicidarse. Fu se marcha a Taiwán a principios de 1949 y en febrero lo nombran presidente de la NTU. Desgraciadamente, murió en 1950 por hipertensión. ¡Qué vida! La campana lleva su nombre para recordar la dedicación que puso en el desarrollo de la universidad y sus estudiantes. 

FUN FACT: la campana solo suena 21 veces ya que Fu Ssu-nian creía que sólo había 21 horas al día y que las demás debían ser usadas tan solo como contemplación.

Después del paseo tuvo lugar la presentación formal del curso, donde nos explicaron cómo iban a ser las clases, las excursiones y las actividades. También se presentaron todos los asistentes, profesores y mandamases y nos asignaron compañeros para el trabajo final de traducción de subtítulos. Mi compañera de proyecto fue Rebecca (abajo, la chica con gorra rosa agachada en la primera fila) una estadounidense sureña encantadora.

La obligada foto de grupo, ¡todos muy guapetones! Foto de Steven Yang.
Después de la presentación del curso, por fin, nos fuimos a comer. Volver a comer comida china fue fantástico, pero sin duda lo mejor fueron los zumos de sandía y piña helados que nos sirvieron, nunca he probado unos zumos más ricos en vida. También fue una buena oportunidad para ir conociéndonos.


Pero el broche de oro del día no había llegado todavía... 

Por si no habíamos comido suficiente no llevaron a tomar un postre. EL POSTRE taiwanés por antonomasia. Hielo rallado con fruta (o judías rojas) y leche condensada.


Foto de anuncio hecha por Steven Yang.
 Y con esta magnífica foto me despido hasta el próximo capítulo. :)


----
Si te ha parecido interesante comparte el post o suscríbete al Facebook del blog, ¡o vuélvete loco y haz las dos cosas! ;)

Entradas populares de este blog

Recursos para leer más chino

5 series de animación chinas: ¡Aprende chino viendo dibujos animados!

Conversor de pinyin de Purple Culture